Cuando te encuentras en situación de insolvencia puedes enfrentarte a numerosos embargos. Su objetivo es intervenir tus bienes para aplicarlos al pago de tus deudas. Sin embargo, el mecanismo de segunda oportunidad te permite paralizar un embargo de nómina.

Como este recurso tan útil no es del todo conocido, hemos decidido dedicarle un artículo. De modo que si se ha decretado el embargo de tu nómina y quieres suspenderlo o paralizarlo, no tienes más que seguir los pasos que relatamos a continuación.

    ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




    He leído y acepto la política de privacidad

    La paralización de embargos con la Ley de Segunda Oportunidad

    Aunque hemos tratado la cuestión anteriormente de forma tangencial, vamos a tratar en detalle la paralización de embargos gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.

    La Ley de Segunda Oportunidad, aprobada inicialmente en el RD 1/2015 y posteriormente convalidada en la Ley 25/2015, permite a las personas naturales desembarazarse de todas sus deudas. Para ello basta con que sean insolventes de buena fe, y podrán acudir a los diferentes mecanismos que les brinda este proceso. En particular:

    • El acuerdo extrajudicial de pagos (AEP). Esta primera fase consiste en un proceso negociado, durante el cual tu abogado podrá librarte de parte de tus deudas y reestructurar el resto. Se resuelve con la ayuda de un mediador concursal, que facilitará la adhesión del máximo número de acreedores.
    • El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). Se trata de un instrumento reservado para la fase concursal, a la que solo acudirás si el AEP fracasa. Tras liquidar tu patrimonio y siempre que cumplas los requisitos exigidos por la Ley de Segunda Oportunidad, el Juez decretará la cancelación de tus deudas pendientes.

    Pero, ¿qué tiene que ver este proceso con la paralización de embargos? Con el objetivo de facilitar el éxito del AEP, el legislador entendió que debía ofrecerse al deudor un escenario adecuado para la negociación.

    Así, existen ciertos beneficios asociados a la solicitud del AEP, entre los que destacan:

    • La paralización de embargos. Además, una vez iniciado el procedimiento no podrán solicitarse nuevas ejecuciones por las deudas que hayan surgido previamente.
    • La paralización del devengo de intereses. De modo que mientras se intenta alcanzar un AEP (o liquidar tu patrimonio) las deudas pendientes no seguirán creciendo a causa de los intereses.

    Cómo paralizar el embargo de tu nómina mediante la segunda oportunidad

    Cuando te encuentras en situación de insolvencia, tus acreedores pueden acudir a un juicio declarativo para que el Juez reconozca sus créditos y te ordene el pago. Una vez reconocidas las deudas, también podrán acudir al proceso ejecutivo. Su objetivo es que, en caso de que no pagues las deudas exigibles, se embarguen tus bienes.

    Ciertos bienes resultan inembargables, conforme a la Ley de Enjuiciamiento Civil. De hecho, parte de tu nómina estará protegida de las pretensiones ejecutivas de tus acreedores.

    Sin embargo, otra parte quedará descubierta, y es fácil que el acreedor logre una sentencia ejecutiva favorable. A partir de ese momento podrá solicitar el embargo de la parte desprotegida de tu nómina.

    Defenderse de un embargo es complejo. En general las razones son tasadas, incluyendo:

    • Pago de la deuda. Es decir, si acreditas que ya has pagado tu deuda no podrán exigirte que vuelvas a hacerlo.
    • Inexistencia del crédito. Es decir, si demuestras que el crédito que alega tu acreedor no existe realmente, no podrán obligarte a pagarlo.
    • Pluspetición. Es decir, si acreditas que tu acreedor está pidiendo más dinero del que le corresponde no tendrás que pagar más que la cantidad legítima.

    Pero la Ley de Segunda Oportunidad abrió otra vía para que los particulares pudieran paralizar el embargo de sus nóminas: la solicitud del acuerdo extrajudicial de pagos.

    1. Solicitud del acuerdo extrajudicial de pagos

    Al presentar el modelo de solicitud del acuerdo extrajudicial de pagos iniciarás el proceso de segunda oportunidad. Esto conllevará el nombramiento del mediador concursal y el comienzo de las negociaciones para reestructurar las deudas exigibles.

    Como hemos indicado, a partir de este momento quedarán paralizadas las ejecuciones y el devengo de intereses. De modo que, al margen de que el proceso de negociación tenga éxito o no, simplemente por solicitar el inicio de este proceso conseguirás detener el embargo de tu nómina.

    2. Fase de negociación

    La apertura del procedimiento proseguirá mediante el intento de alcanzar un AEP. Este acuerdo se caracteriza por introducir quitas, esperas y conversiones de crédito para facilitar el pago de tus deudas.

    Aunque no siempre es necesario acudir al AEP, lo cierto es que es más que recomendable, ya que permite acudir a una exoneración provisional de deuda e introduce las ventajas que ya hemos reseñado.

    Si el AEP no tiene éxito, el mediador concursal solicitará la apertura del concurso consecutivo y asumirá las funciones de administración concursal.

    3. Liquidación de activos y beneficio de exoneración

    Cuando tu patrimonio sea insuficiente para cubrir tus deudas y el AEP fracase se iniciará el concurso consecutivo. En este procedimiento se liquidará tu patrimonio.

    Dicho de otro modo, perderás todos tus bienes, que se aplicarán al pago de tus deudas. Sin embargo, cuentas con la ventaja de que podrás solicitar el BEPI, lo que te permitirá cancelar todas las deudas que no hayan sido liquidadas.

    Ten en cuenta que si no existiera la Ley de Segunda Oportunidad se aplicaría el principio de responsabilidad patrimonial universal (artículo 1911 del código Civil), con lo que tus acreedores podrían seguir exigiéndote el pago de las deudas pendientes incluso después de haberse quedado con todo tu patrimonio.

    Por eso, a los mecanismos de segunda oportunidad también se les conoce como fresh start o vuelta a empezar. Pero ten en cuenta que un buen abogado especialista en segunda oportunidad podría rescatar algunos bienes relevantes, como tu vivienda habitual.

    Inicia ya la paralización del embargo de tu nómina gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

    En definitiva, si necesitas paralizar el embargo de tu nómina, probablemente tu mejor opción sea recurrir al mecanismo de segunda oportunidad. De modo casi instantáneo conseguirás parar todas las ejecuciones y el devengo de intereses.

    Además, en cuestión de meses podrías verte liberado de la totalidad de tus deudas. Especialmente si cuentas con un buen abogado.

    Si necesitas asistencia en esta materia o te han quedado dudas, te invitamos a contactar con nosotros por medio de nuestro formulario. Te atenderemos de modo inmediato y te ofreceremos un buen precio y un pago fraccionado

    Paralizar un embargo de nómina es más fácil que nunca gracias a la Ley de Segunda Oportunidad y a Debify.

      ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




      He leído y acepto la política de privacidad

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      ×