Muchos de nuestros clientes nos han contratado para reclamar la tarjeta INTRUM. Lo han hecho hartos del acoso de la entidad, o debido a que no disponían de recursos para terminar de pagar sus créditos, aparentemente infinitos.

Si estás en esa situación te interesará este artículo, donde vamos a explicar cómo reclamar la tarjeta INTRUM. Esta entidad gestora de recobros adquiere paquetes de deuda de otras entidades a bajo coste para luego reclamarlos al cliente. En consecuencia, el cliente se encuentra con reclamaciones que en ocasiones ni siquiera entiende.

Ante estas situaciones conviene buscar asistencia letrada. Los abogados especializados en cancelación de deudas sabemos cómo defenderte de estas reclamaciones. Y, más importante todavía, sabemos cómo:

  • Anular los productos financieros tóxicos. De este modo puedes librarte de los créditos inacabables e incluso recuperar el dinero que la entidad te haya cobrado indebidamente.
  • Librarte de la totalidad de las deudas. El ordenamiento jurídico incluye mecanismos para librarte de tus deudas cuando no puedes pagarlas. En Debify podemos ayudarte a limpiar tu historial crediticio por tan solo 99,00 € al mes.

De modo que si necesitas ayuda para reclamar la tarjeta INTRUM o cancelar todas tus deudas de un plumazo, no tienes más que rellenar nuestro formulario. Nos pondremos en contacto contigo de inmediato para empezar las reclamaciones y sanear tu situación financiera.

    ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




    He leído y acepto la política de privacidad

    ¿Se puede reclamar la tarjeta INTRUM?

    En realidad, INTRUM gestiona deudas ajenas. Esto significa que no tienen una tarjeta propia, sino que reclaman las deudas por tarjetas de otras entidades. El problema es que muchas entidades han comercializado tarjetas de crédito abusivas. Por ejemplo:

    • En muchas ocasiones se han vendido productos financieros sin cumplir los requisitos de transparencia exigidos en la Ley. De este modo se genera una confusión en el consumidor, que termina contratando una tarjeta cuyas condiciones desconoce o no termina de entender.
    • En otras ocasiones se han introducido cláusulas abusivas en el contrato. Las cláusulas abusivas generan un desequilibrio entre las partes, perjudicial para el consumidor. Por ejemplo, pueden provocar gastos por servicios no solicitados.
    • También es común que hayan utilizado intereses usurarios. Esto es común en las tarjetas revolving. En general, nos encontramos ante intereses usurarios cuando la tarjeta devenga un interés superior al 20% TAE, aunque hay que analizar cada caso por separado.
    • Por último, es común que la adquisición de las deudas o su reclamación por parte de INTRUM no cumplan todos los requisitos que exige la ley. En estos casos podemos oponernos a sus reclamaciones mientras preparamos una vía de escape de los productos tóxicos.

    En cualquiera de los casos anteriores podremos reclamar la tarjeta INTRUM. Para ello conviene iniciar un proceso de negociaciones, precedido por el estudio de la documentación asociada a la tarjeta. Si las negociaciones no prosperan podremos acudir a los tribunales.

    Debemos recordar que siempre que la tarjeta incluya cláusulas abusivas estaremos libres de un plazo de prescripción. Es decir, podremos reclamarla incluso una vez pagado el crédito.

    ¿Qué gano al reclamar la tarjeta INTRUM?

    Al reclamar la tarjeta INTRUM con éxito podrás:

    1. Anular las cláusulas abusivas. Esto supone que las condiciones perjudiciales dejarán de aplicarse. Pero, más importante todavía, el efecto de la anulación será retroactivo. Por tanto habrá que recalcular el precio de los créditos.
    2. Recuperar tu dinero, pudiendo incluso cancelar el crédito. Al recalcularse el precio del crédito, si has pagado más de lo que debías (lo que ocurre en la mayoría de los casos) podrás recuperar todo ese dinero extra.
    3. Si los intereses eran usurarios, podrás anularlos. Gracias a la Ley de Represión de la Usura solo quedarás obligado a devolver el dinero que pediste, sin intereses. Y si ya has pagado intereses (e incluso cancelado el crédito) podrás recuperar todo tu dinero.

    ¿Cómo se negocia con INTRUM?

    Nuestra recomendación es que cuentes con un abogado especializado en cancelación de deudas a la hora de negociar con INTRUM. Dado que conocemos las vías para librarte de tus deudas, la entidad será más proclive a llegar a un acuerdo.

    Para realizar nuestro trabajo necesitaremos que nos proporciones toda la documentación relacionada con el crédito. Con los papeles en la mano podremos estudiar tu situación y perfilar un buen acuerdo.

    Si INTRUM se niega a recibirnos podremos forzar las negociaciones mediante la Ley de Segunda Oportunidad, que explicamos a continuación. En cualquier caso, una negociación puede conducirnos a:

    Segunda Oportunidad y tarjetas de INTRUM

    Cuando no sea posible llegar a un acuerdo podemos recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad. Esta vía también es la idónea si tienes deudas con otras entidades, especialmente cuando son de naturaleza pública.

    Siempre que cumplas los requisitos establecidos en la Ley podremos forzar una negociación, en condiciones más favorables que si no nos ampara la ley. Y ello porque el Acuerdo Extrajudicial de Pagos:

    El BEPI es una cancelación judicial de todas las deudas. Se obtiene en el concurso consecutivo, que se tramita solo si el acuerdo no ha prosperado.

    Supone el perdón definitivo de todas tus deudas, vinculándose o no a un plan de pagos dependiendo de tu situación. Además, como las entidades conocen el final del proceso de Segunda Oportunidad, la mera amenaza de perder sus derechos de cobro estimula su voluntad de llegar a un acuerdo.

    En definitiva, desde Debify podemos ayudarte a reclamar la tarjeta INTRUM e incluso a cancelar todas tus deudas. Rellena el formulario si necesitas iniciar reclamaciones o sanear tu situación financiera y nos pondremos en contacto contigo de inmediato.

      ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




      He leído y acepto la política de privacidad

      ×