Si quieres reclamar la tarjeta Bankia, probablemente estés sufriendo el acoso de tus acreedores. Es posible que lleves meses pagando una deuda que no parece reducirse o que los números no te cuadren con la propuesta de contratación que te hizo la entidad.

Sea cual sea tu caso, es importante analizar el contrato de tu tarjeta Bankia para ver qué está pasando. Algunas de las cuestiones más conflictivas relacionadas con estas tarjetas son:

  • Aplicación de comisiones por servicios no solicitados.
  • Intereses excesivos (lo que en Derecho llamamos usurarios).
  • Deudas que no dejan de crecer o que, pese a que pagues puntualmente no se reduzcan.

Si estás en esta situación, lo más probable es que hayas contratado una tarjeta revolving sin saberlo. También es posible que te hayan colocado alguna cláusula abusiva. Pero no te preocupes: a continuación te explicamos cómo reclamar la tarjeta Bankia y, en su caso, librarte de tus deudas.

    ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




    He leído y acepto la política de privacidad

    ¿Puedo reclamar mi tarjeta Bankia?

    Todos los productos abusivos o contrarios a Derecho se pueden reclamar. En el caso de Bankia, hablamos de una gran entidad, con una amplia cartera de productos y servicios financieros.

    Por eso, lo primero que debemos hacer para responder con certeza a la pregunta de si puedes reclamar tu tarjeta Bankia es analizar el contrato con la entidad. Para ello deberías reunir toda la documentación y contactar con un abogado.

    Desde Debify te ofrecemos la asistencia de nuestros abogados especializados en tarjetas de crédito y cancelación de deudas. Solo tienes que rellenar el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. Estudiaremos toda tu documentación y veremos cómo librarte de tu tarjeta y de otras deudas.

    Al margen de la necesidad de realizar un estudio pormenorizado, sabemos que existen algunos productos de la entidad que han sido declarados nulos. En general, esta declaración se produce porque sus intereses superan el 20 % TAE. Algunos de estos productos son:

    • Visa On. Pese a las prestaciones ofrecidas por la entidad, su interés llega al 26 % TAE, lo que es usurario conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo.
    • Visa Compras. Tiene una tasa de interés similar al producto anterior. Por tanto, podríamos reclamarla gracias a la Ley de Prohibición de la Usura.
    • Visa Oro. Los intereses devengados son similares a los anteriores.
    • Visa Créditos Particulares. En este caso se añaden gastos de emisión y mantenimiento.

    ¿Cómo puedo reclamar mi tarjeta Bankia?

    A la hora de reclamar tu tarjeta Bankia, como hemos indicado, tendremos que estudiar el contrato y demás documentación. Los casos en que puede reclamarse una deuda son muy diversos, e incluyen:

    • Falta de transparencia en la comercialización. Si la entidad bancaria no te ha ofrecido toda la información que debía podemos alegar que la operación fue poco transparente. En el caso de los clientes con condición de consumidor o usuario, esto basta para anular el crédito y recuperar el dinero.
    • Aplicación de intereses abusivos. Cuando los intereses son superiores a la media (en torno al 20 % TAE) podemos considerarlos usurarios. Gracias a la Ley de Represión de la Usura podremos anular el contrato y recuperar tu dinero.
    • Aplicación de otras cláusulas abusivas. Siempre que seas consumidor o usuario podremos anular la tarjeta amparándonos en otras cláusulas abusivas. Aquí incluimos condiciones del servicio e incluso gastos y comisiones. En el peor de los casos podremos anular las cláusulas abusivas, dejando el resto en vigor.
    • Cesión de crédito a empresas de recobro. Muchas veces las entidades bancarias no realizan la cesión de crédito como es debido. Incluso puede ser que la empresa de recobro realice mal sus gestiones o reclamaciones, lo que nos abre una puerta de defensa.

    ¿Y si no concurren estas causas?

    Puede ocurrir que no concurran las anteriores causas. O que el Juez, analizadas las circunstancias concurrentes, no aprecie abusividad en el caso concreto. Por ejemplo, si no se aplica la legislación de protección de consumidores y usuarios porque has utilizado la tarjeta en concepto de autónomo.

    En estos casos seguimos teniendo dos opciones:

    • Negociar tus deudas y contratos con Bankia.
    • Solicitar la Segunda Oportunidad.

    Negociar la tarjeta Bankia

    Muchos usuarios consideran al banco como una entidad inalcanzable. Y lo cierto es que como particulares es muy difícil que atiendan a nuestros requerimientos. Pero la cosa cambia si proponemos a Bankia negociar a través de un abogado.

    Al negociar con la entidad bancaria podremos cambiar las condiciones de nuestros créditos y contratos. Incluso podremos recuperar todo nuestro dinero o parte del mismo si nos han impuesto alguna condición abusiva o anulable.

    Ten en cuenta que si la empresa llega a un acuerdo se ahorra los costes económicos y temporales de acudir a juicio. Pero, más importante todavía, ahorra el impacto reputacional que tiene una sentencia adversa.

    En este sentido, los Tribunales tienden a fallar a favor del cliente. No por favoritismo, sino porque las entidades bancarias han recurrido a prácticas abusivas durante los últimos años. Y lo saben.

    Por tanto, el índice de éxito al reclamar la tarjeta Bankia es muy elevado, lo que supone que el banco será favorable a negociar. Sabe que, de otro modo, terminarás obteniendo lo que por Derecho te corresponde en sede judicial.

    Solicitar la Segunda Oportunidad

    Si las negociaciones no son fructíferas o tienes más deudas, siempre puedes recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad. Esta norma te permite forzar una negociación con tus acreedores en posición favorable y, en su caso, cancelar todas las deudas impagables.

    Así, al solicitar la segunda oportunidad convocaremos a tus acreedores a una negociación, donde:

    Incluso si esta etapa fracasa podremos ir a juicio y pedir el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, que supone la cancelación de todas tus deudas impagables. Consciente de esta posibilidad, la banca será mucho más proclive al acuerdo. Y es que sabe que si no cede perderá todas sus posibilidades de cobro.

    Si necesitas reclamar la tarjeta Bankia o librarte de tus deudas, no dudes en contactar con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad y te ayudaremos a sanear tu situación económica.

      ¡Contacta ya con tu especialista en Segunda Oportunidad!




      He leído y acepto la política de privacidad

      ×